¿ Sociología herética?

 

Por años detesté el materialismo de la sociología académica, la masturbación psicológica de  decenas de autores que pudiendo expresarse  con palabras  más sencillas escogían un lenguaje extremadamente técnico y  abstruso para finalmente quedar atrapados en un circulo de  ideas que pocas veces engendraban vida, una luz de conocimiento, ( por ello lo de masturbación)… pero ya no detesto la sociología, porque vi que era una herramienta que se puede usar de una forma más lúcida, rica, dinámica, con fines pedagógicos, de remover conciencia, no de generar odios, vi que la sociología debía estar unida a la historia, a la psicología, a la semiótica,  a la biología, a la espiritualidad….por tanto la despoje de su materialismo y me gustó…

Es una sociología herética porque se yergue contra muchísimas falsedades que se enseñan en la misma academia que son producidas por la misma elite del poder mundial para adoctrinarnos como estudiantes y profesionales, para  luego nosotros  colaborar inconscientemente en el adoctrinamiento de las masas..

Si hable de luz, obviamente hablaré de la oscuridad que cubre nuestros ojos,  para ver más allá del paradigma que impera, hay mucho material interesante en youtube y otras páginas, hay que dar con las palabras claves  e ir por el camino de desmantelar las mentiras

Para despedirme de este primer post, un poema del gran Gonzalo Rojas dedicado a los intelectuales desérticos:

 

Victrola vieja

 

No confundir las moscas con las estrellas:
oh la vieja victrola de los sofistas.
Maten, maten poetas para estudiarlos.
Coman, sigan comiendo bibliografía.

Libros y libros, libros hasta en las nubes,
pero la poesía se escribe sola.
Se escribe con los dientes, con el peligro,
con la verdad terrible de cada cosa.

No hay proceso que valga, ni teoría,
para parar el tiempo que nos arrasa.
Vuela y vuela el planeta, ¿y el muerto?: inmóvil,
¡y únicamente el viento de la Palabra!

Qué te parece el disco de los infusos:
páginas y más páginas de cemento.
Que entren con sus guitarras los profesores
y el originalista de quince dedos.

Ése que tiene el récord y anda que te anda
descubriendo el principio de los principios.
El alfabeto mismo le queda corto
para decir lo mismo que estaba dicho.

Y al que le venga el cuero que se lo ponga
antes que lo dejemos feo y desnudo.
Bajarse del caballo. La cosa empieza
por el ser más abstracto. O el más abstruso.

Dele con los estratos y la estructura
cuando el mar se demuestra pero nadando.
Siempre vendrán de vuelta sin haber ido
nunca a ninguna parte los doctorados.

Y eso que vuelan gratis: tanto prestigio,
tanto arrogante junto, tanto congreso.
Revistas y revistas y majestades
cuando los eruditos ponen un huevo.

Ponen un huevo hueco tan husserlino,
tan sibilinamente heideggeriano,
que, exhaustivos y todo, los hermeneutas
dejan el laberinto más enredado.

Paren, paren la música de esta prosa:
vieja la vieja trampa de los sofistas.
A los enmascarados y enmascarantes
este cauterio rojo de poesía.

extraído de : http://cvc.cervantes.es/literatura/escritores/rojas/antologia/victrola.htm

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s